Superando la depre post-vacacional

Nuestra amada Wikipedia define el síndrome post-vacacional como “el estado que se produce en el trabajador al fracasar el proceso de adaptación entre un periodo de vacaciones y de ocio con la vuelta a la vida activa, produciendo molestias que nos hacen responder a nuestras actividades rutinarias con un menor rendimiento”.

Pues muy bien, hasta ahí la teoría. La práctica es el despertador volviendo a sonar a las 7 de la mañana más fuerte de lo normal, las televisiones que vuelven a dar los programas de siempre, los niños haciendo sus deberes de verano a última hora porque durante las vacaciones no han hecho nada (y bien que hacen) o el transporte público y las carreteras volviéndose a llenar en hora punta.

¿Os acordáis de esos 3 meses de vacaciones que teníamos cuando éramos pequeños? ¿De esos días que nos tirábamos horas y horas metidos en la playa o en la piscina hasta quedarnos arrugados? Vale, no profundicemos en el tema, que no es momento.

Si amigos, volvemos a empezar.

mafalda_01

Peeero ¿cómo podemos hacer la vuelta menos agotadora? Que si, haznos caso que hay unas cuantas cosas que te recomendamos para que puedas llevarlo mejor 🙂

Mantente conectado con el mundo de los viajes. De esta manera parece que estés preparando un posible próximo viaje, o te de ideas para visitar lugares que nunca antes habías pensado. ¡Mantén la ilusión, es nuestra gasolina!

Ve de terrazas. Aprovecha que los días todavía son largos y regálate un afterwork tomando un gintónic disfrutando de la ciudad. Con ByHours.com tienes la opción de disfrutar de sus terrazas, incluso de sus piscinas, si contratas el pack de 3h y te dedicas unas horitas de placer después de los primeros-duros días. ¡Echa un vistazo a la web!

Asiste a conciertos. Los conciertos hacen verano y aunque los grandes festivales ya han terminado, las opciones de música en la ciudad nunca paran. Además de que todavía quedan algunas fiestas mayores (quien dice concierto, dice orquestra de pueblo, que oye, tampoco están tan mal 😛 )

Haz deporte. Está estudiado que la vuelta de las vacaciones es una de las épocas clave en la que los gimnasios reciben más matriculaciones (juntamente con principios de año). Pero nosotros no hablamos de esto, sino de coger la bicicleta, coger a tu amigo/a e ir a explicaros cómo han ido las vacaciones a ritmo de pedal. Podéis cotillear de lo que os habéis encontrado o despotricar de vuestros compañeros de viaje a la vez que le dais una alegría a vuestro corazón. ¡Y barato!

Alarga tus vacaciones. ¿Por qué no? Hagamos de los fines de semana nuestra vía de escape y aprovechémoslo para hacer salidas cortas que nos recarguen las pilas. Además, en nuestra web te lo ponemos en bandeja para que contrates packs de 12, 24 o 48h para que te des este gusto. ¡Los lujos están al alcance de todos!

Podríamos continuar con una lista interminable de opciones pero la clave real es disfrutar con lo que estás haciendo ahora, relajarte y dejarte mimar cuando te apetezca.

Nosotros estamos por aquí, por si nos necesitas… 😉

¡Feliz vuelta al trabajo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *