Microstays in more than 2,500 Hotels

¿Y si nos vamos de finde?

Hace unos días, uno de nuestros usuarios, Javi (lo dejaremos sólo con el nombre, es un chico tímido), nos hizo llegar el feedback de una de sus experiencias con ByHours.com y hemos querido compartirlo con vosotros.

Javi es de Barcelona y trabaja en una empresa consultora reconocida. Tuvo dos semanas de vacaciones en agosto, pero le supieron a poco, ya que no pudo desconectar del todo. La vuelta al trabajo todavía se hizo más dura, pues la actividad de la empresa incrementaba. Fue entonces cuando Javi tomó una de las mejores decisiones del verano: escapar de todo, un fin de semana.

Era viernes, quería irse de finde donde fuera, desconectar de todo, esta vez en serio. Así que lo primero que hizo fue entrar en ByHours.com y revisar qué hoteles de su zona tenían disponibilidad de 48h en los próximos dos días. Barcelona… no. Mejor salir de la gran ciudad e ir un poquito más lejos… Girona… Tampoco… En verano ya estuvo en la Costa Brava. Tarragona… ¡bingo! Javi encontró el hotel perfecto. Todo cuadraba: el Husa Imperial Tarraco disponía del pack de 48h y tenía un fin de semana de sol por delante. ¡Decisión tomada! En 2 minutos tenía la maleta preparada y a su novia subida en el coche.

imperial tarraco2

El sábado por la mañana decidieron dedicarse todo el relax posible. Aprovechando los últimos rayos de sol veraniego, se dieron unos cuantos chapuzones en la piscina del hotel hasta quedar arrugados como garbanzos. Y cuando fue la hora del aperitivo, no dudaron en hacerlo en la terraza del restaurante, donde más tarde comerían – no sin antes compartir en redes sociales todo su disfrute.

Después de comer se dieron el lujazo de hacer la siesta en la habitación del hotel. Esto nos ha gustado especialmente; una siesta de hotel, un sábado, después de una mañana de sol es un #win en toda regla.

imperial tarraco3

Por si fuera poco, el Husa Imperial Tarraco dispone de flotarium y sala de masajes. ¿Qué hicieron después de la siesta? Exactamente eso. (Aquí no hemos querido escuchar los detalles, demasiada envidia concentrada). Al terminar, pasaron por su terraza chillout, donde se tomaron una copa y disfrutaron de la música, antes de salir a cenar por el casco antiguo de la ciudad de Tarragona.

imperial tarraco4

Al día siguiente quisieron repetir de piscina. Y es que no siempre se tiene la oportunidad de darte un baño relajante frente al mar. Después de comer, y coincidiendo con la hora de abandonar el hotel, decidieron visitar el anfiteatro de Tarragona antes de volver para casa.

Según Javi nos contaba, la posibilidad de poder escaparte un par de días de tu rutina habitual, hace que vuelvas con las pilas recargadas, incluso más que cuando has estado más tiempo fuera.

A nosotros nos ha convencido muchísimo esta idea, así que os animamos a hacer lo mismo que hizo Javi, ¿no os parece? Si queréis hacer lo mismo que él y pasarnos vuestro feedback de la experiencia, no dudéis en hacérnosla llegar a hello@byhours.com

Please follow and like us:


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *